El error no est en las estrellas, sino en nosotros mismos

 

   
  · Home  
  · Foro  
  · Calendario  
  · Calculador  
  · Hazte Socio  
  · Noticias  
  · Artículos  
  · Descargas  
  · Enlaces  
  · Astrofotografía  
   

  Fase de la Luna  
   

  Manchas Solares  
   
 [Quienes somos]  [Material de la Asociación]  [Contactar]  [Actividades]  

Los astrónomos hacen el primer mapa de un planeta extra-solar.

Por primera vez, los astrónomos han creado un mapa aproximado de un planeta que se mueve en órbita alrededor de una distante estrella de tipo solar, empleando una técnica que puede, un día, rastrear mundos de tipo terrestre.


Puesto que el planeta recién cartografiado es un gaseoso gigante y carece una superficie sólida, el mapa muestra características de la capa alta de nubes. Usando el telescopio espacial infrarrojo Spitzer, los astrónomos detectaron el brillo de un punto caliente que compensa el lugar de mediodía, punto donde el calor es mayor.



Representación artística de HD 189733b.

“Estamos consiguiendo echar un buen vistazo a un mundo exterior,” dijo Heather Knutson, estudiante graduado de la Universidad de Harvard y autor principal de un informe sobre la investigación publicada el 10 de mayo en la revista Nature.

“Nos sentíamos un poco como Galileo debió sentirse cuando por primera vez escrutó Júpiter a través del ocular de su telescopio,” continuó Knutson.

Spitzer es solamente capaz de cartografiar mundos grandes y calientes; demasiado calientes para que exista agua líquida o vida. Sin embargo, el próximo telescopio espacial James Webb (cuyo lanzamiento está programado para el 2013) podrá cartografiar mundos de tipo terrestre usando la técnica que Knutson y sus colegas han iniciado.

El equipo examinó el planeta, conocido como HD 189733b, usando la Cámara Infrarroja Matricial (Infrared Array Camera) del telescopio espacial Spitzer de la NASA. Las observaciones infrarrojas ofrecen una ventaja porque la diferencia de brillo entre la estrella y el planeta se disminuye, haciendo más fácil que "salga hacia fuera" la señal del planeta.

A lo largo de 33 horas, el equipo recogió más que un cuarto de millón de puntos de referencia. Aunque Spitzer no podía concretar el planeta en un disco, por los cambios de medida durante la rotación, el equipo creó un mapa longitudinal simple. Es decir, midieron el brillo del planeta en una serie de tiras de polo-a-polo a través de la capa de nubes visibles del planeta, para después montar esas tiras en un cuadro completo.

“Podemos ver los cambios en el brillo como características de la rotante atmósfera planetaria,” explicó Knutson.




Cuatro vistas de la capa de nubes del planeta, en luz infrarroja.



Estas imágenes se situan a 90 grados de longitud entre sí. Una porción de líneas de longitud se superponen en el mapa. Estas vistas muestran claramente un punto caliente que compensa el punto subestellar (mediodía) en unos 30 grados. La compensación puede indicar la existencia de corrientes de chorro ("jet stream") de hasta 6.000 mph.

El mapa reveló solo un “punto caliente” que es alrededor de dos veces más grande que la gran mancha roja de Júpiter y mucho más caliente. El gran punto rojo está solamente unos 30 grados Fahrenheit más caliente que sus alrededores, con una temperatura de -200 grados F. En comparación, el punto caliente en HD 189733b está a unos abrasadores 1700 grados F.

Como dato interesante, los investigadores encontraron que el punto más caliente en el planeta no es el punto subestellar (“mediodía” en el planeta), si no que se compensa por unos 30 grados longitudinalmente. Especulan que el cambio es debido a los vientos que redistribuyen el calor a través de la superficie del planeta.

“Este planeta tiene “corrientes a chorro” de gran alcance. Mientras que las corrientes a chorro terrestres sopla aproximadamente a 200 millas por hora, las corrientes a chorro en HD 189733b puede soplar tan rápido como 6.000 millas por hora, según modelos computacionales,” dijo David Charbonneau co-autor (de Centro de Astrofísica de la U. Harvard-Smithsonian).

En este distante y gran planeta, los vientos calientes pueden también ayudar a mantener caliente el lado nocturno. Sin vientos, la superficie frente a la estrella se asaría mientras que el lado opuesto se congelaría. Sin embargo, los astrónomos midieron una diferencia de temperatura máxima de cerca de 500 grados de F. Las regiones más frías en el lado de la noche siguen siendo de unos agradables 1200 grados F.

“Cada noche es caliente en este mundo,” indica Knutson.

HD189733b se mueve en órbita alrededor de una estrella levemente más fría y menos masiva que nuestro sol, situada a cerca de 60 años luz de la Tierra en la dirección de la constelación Vulpecula (el zorro). Este es planeta conocido cuyo transito es el más cercano a la Tierra.

HD189733b se mueve en órbita alrededor de su estrella a una distancia de solamente tres millones de millas, terminando una revolución cada 2,2 días. Su masa y tamaño físico son ambas levemente más grandes que Júpiter.

Noticia extraída de aqui